Subir

UNA REFORMA DIFICIL. SACAR EL MAXIMO APROVECHAMIENTO A UNA VIVIENDA

  • 28 noviembre, 2018
  • Sube Interiorismo
  • 3.621 views

TENIA GANAS DE HABLAR DE ESTA COMPLICADA REFORMA INTEGRAL EN BILBAO.

Porque es una historia curiosa y porque nunca hay que rendirse cuando vemos la casa que esta situada exactamente donde la necesitamos. Me encontraba de vacaciones en el Sur, cuando llamaron a SUBE unos posibles clientes, dudosos de comprar una vivienda, situada en el enclave justo que ellos necesitaban, pero que presentaba múltiples dificultades para los espacios que ellos querían; Salón con cocina y comedor semi integrados, habitación para el niño y baño independiente y una dormitorio principal con vestidor y baño en suite. No se que vi en ellos, que me inspiraron mucha confianza y toda la ilusión que tenían en que aquel piso fuese su hogar mediante una reforma integral en profundidad.

La vivienda se encontraba así:

 

El piso en su estado actual, tenia una distribución complicadísima y algunas habitaciones ni siquiera tenían ventanas. Disponía de unasola bajante que se encontraba precisamente en el lado de la fachada que seria el que por lógica deberíamos de aprovechar para dar luz a toda la vivienda, salvo los baños. Algo siempre hay que sacrificar.

Es decir, teníamos que darle la vuelta a la vivienda. El problema es que la distancia a la bajante en el lugar donde queríamos ubicar los baños para que quedase perfecto, era bastante grande y lo que hicimos fue recrecer parte del piso (tenia techos muy altos) desde el pasillo. 

Si, ya se, no es lo ideal pero no podíamos dejar los dos baños con inodoros químicos y no podríamos cumplir el programa de la vivienda con reforma integral, si no era así. Sus propietarios dicen, que ni ven ya el peldaño.

Dibujamos la distribución en un día y nuestro José quedo con ellos, se la enseño y corrieron a comprar la vivienda entusiasmados. Esto es confianza y lo demás, son tonterías. La decoración la dejaríamos para mas tarde, sabíamos que se podía hacer lo que queríamos.

¿Parece otra casa verdad?.

Pero aquí no terminaron las dificultades, como tenia una estructura de madera y parece que la cercanía de la boca del metro le pudo afectar cuando se ejecuto, después de obtener la licencia, nos dispusimos a efectuar las demoliciones y las sorpresas no dejaron de aparecer, grietas, fisuras, tabiques que se caían encima del de los vecinos, las ventanas que estaban colgando y que presentaban un peligro a la hora de sustituirse, etc. Vamos, un lio….

Pero no perdimos la calma, avisamos a los propietarios de cual era la situación, procurando no alarmarles y haciéndoles ver que estaban en las mejores manos, para con cuidado, mucha prudencia y despacito, poder solucionar todo aquel desaguisado. Ellos siguieron a lo suyo y nosotros a lo nuestro; dejar terminada una vivienda lo mas cómoda y segura posible, bien aislada, bonita decorada y con las instalaciones funcionando.

Poco a poco, nos pusimos a ello.

 

 

Recrecimos el escalón para dejar paso a las instalaciones del baño y calefacción. Hoy como os digo, apenas se nota.

 

Y una vez solucionados estos problemas, que eran muy importantes, nos dispusimos a terminar la vivienda en sus elementos de obra y después a realizar el interiorismo que para la misma habíamos pensado.

 

Los clientes, con un gran ejercicio de paciencia, permanecieron fuera mientras terminabamos de montarla, después de limpiar y haber visto el contenedor de la casa completamente terminado. Procedimos a decorarla, a colocar muebles, lámparas, estores y cortinas, espejos, alfombras, accesorios de baño, ropa de cama, etc., es decir a entregarles una vivienda, totalmente finalizada.

 

De la cual, no podemos estar mas satisfechos y orgullosos, porque como habréis podido observar, no es oro todo lo que reluce y siempre hay un gran trabajo detrás de una reforma integral de una vivienda.

 

RESULTADO TRAS LA REFORMA INTEGRAL: